Emprender con éxito es posible si te mantienes enfocado.

  Cuando, por fin, te decides a emprender, bien sea por necesidad o por vocación (esto ya lo trataremos en...

Emprender con éxito es posible si te mantienes enfocado.

 

Cuando, por fin, te decides a emprender, bien sea por necesidad o por vocación (esto ya lo trataremos en otro post) te enfrentas a la posibilidad de que el “ruido” de las personas que te rodean o de las actividades que desarrollas te “entretengan” y te desenfoquen de seguir tu idea o proyecto y así la mayoría de los que se deciden a emprender pierden sus oportunidades de “sacar adelante a su criatura”.

Como dice una amiga mía, la claridad da poder y saber que vas a hacer y como lo vas a hacer es fundamental.

 

  • Conocer en que punto estás y hacia donde te diriges.

Por eso, rodearte de personas que te acompañen y ayuden en los primeros pasos de tu proyecto es fundamental. Personas que te entiendan y te quieran ayudar a emprender, no que te critiquen o pongan pegas.

 

  • Reunirte habitualmente con grupos de trabajo que compartan iniciativas es la mejor opción. También buscar un buen mentor que te ayude y te aconseje.

 

  • Por último pero no menos importante es una buena formación que te ilustre sobre que hacer y que no hacer en el desarrollo de tu proyecto.

 

Lamentablemente, a la hora de emprender mas del 95% de las empresas que se crean no superna sus 5 primeros años de vida, y en la mayoría de las ocasiones la falta de claridad y el no establecer un plan estratégico tienen la culpa de esto.

En lugar de “tirarte a la piscina”, emprender a lo loco y empezar mal, date un tiempo, busca un grupo de trabajo adecuado y vete dándole forma a la versión 1.0 de tu idea o proyecto.

Recuerda, la claridad da poder. Tu eliges.

 

Carlos Relaño Sánchez.

Leave a reply