Tratamiento del IVA en la formación on line

La formación on line se ha convertido en una opción relevante para una gran cantidad de alumnos en diversas materias.

La pandemia ha acelerado este proceso y la tendencia del mercado es de claro incremento de esta modalidad de formación.

Características como la flexibilidad, tanto horaria como geográfica, la agilidad en el acceso a diversos contenidos, o el seguimiento que los tutores realizan a sus alumnos, confieren un atractivo que poco a poco está desplazando a la enseñanza tradicional presencial.

En el nuevo sector del e-learning no sólo tienen cabida aquellos agentes que de forma habitual venían dedicándose a la formación, como centros de estudios, escuelas de negocios.

Está ocurriendo, que diversos profesionales compatibilizan la prestación de sus servicios con la impartición de distintas formaciones relacionadas con los mismos.

Si eres uno de estos profesionales, es muy probable que una de las principales dudas que puedan surgirte es el tratamiento fiscal del IVA de estas formaciones. 

La Ley del IVA

En su artículo 20, la ley del IVA, regula las exenciones del impuesto, y en su apartado 1/ 9º, establece la correspondiente a los servicios educativos en donde cita que estarán exentos “…la enseñanza escolar, universitaria y de postgraduados, la enseñanza de idiomas y la formación y reciclaje profesional, realizadas por entidades de derecho público o entidades privadas autorizadas para el ejercicio de dichas actividades…

” En general la formación se encontrará exenta siempre que la materia impartida se encuentre incluida en algún plan oficial de estudios del sistema educativo, y siempre de acuerdo con lo establecido al respecto por el Ministerio de Educación o la legislación de la Comunidad Autónoma que corresponda.

Además de cumplir el requisito anterior, para que tenga la consideración de exento, se debe dar el requisito objetivo, en el que se debe realizar una transmisión de conocimientos y competencias entre un profesor y los estudiantes.

Dentro de la formación realizada de manera on line, además de comprobar que se cumplen los dos requisitos anteriores, hay que determinar si el servicio se presta por vía electrónica. En tal caso, no estaría exento y tributaría al tipo general.

Vía electrónica

Hay que aclarar que vía electrónica no significa necesariamente que sea impartido a través de una red electrónica.

El concepto de servicio por vía electrónica hace referencia al suministro y descarga de archivos, de programas, cursos grabados, cursos automatizados, contenidos formativos a través de internet, aulas virtuales, acceso a datos y programas en una plataforma formativa.

Si internet es una simple vía de comunicación entre profesor y alumno no se considera servicio prestado por vía electrónica.

Como ejemplo, vemos un caso en el que un profesor imparte una formación relativa al impuesto de sociedades, relacionada con una materia oficial contenida en un plan oficial aprobado por el Ministerio de Educación. Lo hace on line, se apoya en algún material complementario, pero no da acceso a clases grabadas ni a contenidos adicionales mediante descarga de archivos.

 En este caso, la formación se consideraría exenta. Sin embargo, si estas clases estuvieran integradas en una plataforma o aula virtual, a la que se accede de forma flexible a las clases grabadas, o incluso se dispone de la posibilidad de descargar archivos relacionados, la exención no podría aplicarse.

En conclusión, y a modo de resumen, para que una formación pueda considerarse

exenta desde el punto de vista del IVA debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Contenida en un plan de estudios oficial.
  • Debe suponer la transmisión de conocimientos del profesor al alumno.
  • El servicio no debe ser prestado por vía electrónica.

En caso de no darse de manera conjunta estos tres requisitos, la formación no estaría exenta y tendría que tributar como un servicio al tipo general del 21% de IVA.

Si vas a emprender en materia de formación, es recomendable que un profesional en la materia confirme que se dan las circunstancias para aplicar la exención.

Manuel López

CEO BELBURS ECONOMISTAS

Hombre, mujer y Netcultura

Quiero explicar en esta ocasión, porque es necesario seguir poniendo encima de la mesa la desigualdad real y lo que esto conlleva y como por no cambiarlo nos perjudicamos todos. Quiero contar lo que ocurrió en un evento organizado con tal motivo el pasado 1 de diciembre y lo necesario que es empezar el proyecto y cambiar desde la consciencia por el bien de la humanidad.

Sin debate, solo autoanálisis

El 19 de noviembre, se conmemora el Día Internacional de la Mujer Emprendedora, una jornada cuyo objetivo es visibilizar la importancia del empoderamiento femenino para terminar con la desigualdad de género. 

Somos conscientes que, durante siglos, la mujer tenía un rol de género que no le quedaba más remedio que asumir.

Por poner ejemplos de esta sumisión: en la época del Imperio Romano las mujeres ni siquiera eran consideradas ciudadanos o desde el año 325 al año 1563 la Iglesia consideraba que las mujeres no tenían alma.

Muchos siglos de desigualdad real. Es curioso pensando que las mujeres son más de la mitad de la población mundial, las posibilitadoras de la perpetuación de la especie humana y las cuidadoras de sus crías.

Es durante las últimas décadas cuando comienza un reclamo de un reconocimiento salarial, ya que las desigualdades salariales continúan siendo notorias y comprobables. Esta perpetuación en el tiempo es debida a una lucha de poder y de miedo a la perdida de privilegios por parte de algunos.

En diferentes regiones del mundo existen niveles distintos de emprendimiento de las mujeres:

  • Algunas están en vías de desarrollo como en el caso de América Latina y África.
  • En Angola, una ex colonia portuguesa, por ejemplo, de cada diez mujeres, cuatro o más son capaces de desarrollar su propio emprendimiento, lo mismo ocurre en países como Colombia y Chile.
  • Entre los países europeos, España tiene el décimo sexto lugar por encima de Alemania y Reino Unido, países donde se espera que la tasa siga en aumento para los años venideros.

Esto deja traslucir, que no es un tema real de imposibilidad por género, sino de que se las apoye o se las impida poner en marcha sus emprendimientos empresariales, o de las necesidades reales entre otros motivos.

La disparidad entre las distintas regiones, se vincula, sobre todo, con el desarrollo económico y el avance social. Lo que suele suceder es que, en los países menos avanzados, las mujeres están obligadas a buscar mayores y diversas fuentes de trabajo.

Al mismo tiempo, en las sociedades donde el nivel de vida es más alto, hay mayores posibilidades de empleo y, por lo tanto, no hay tanta necesidad de que la mujer funde su propia empresa.

Las mujeres suelen tener más microemprendimientos y también son las que tienen más dificultades para el acceso al financiamiento.

El emprendimiento femenino en las últimas décadas, ha sido muy positivo para la sociedad en muchos países. Representa un gran aporte que ayuda a generar ingresos, además de darle a la mujer un mayor empoderamiento en un mundo donde los hombres siguen teniendo mayores oportunidades y privilegios.

Curiosamente surge una reacción, que me gustaría que cada lector analizase en soledad y que tomé de un artículo de clarin.com (copia literal):

Cada 19 de noviembre se conmemora el Día Internacional del Hombre, una fecha a la que se sumó la UNESCO por iniciativa de Thomas Oaster, un profesor de la Universidad de Missouri.

Este organismo sostuvo que la fecha es “una excelente idea que proporcionará un poco de equilibrio entre sexos”. Además, la Organización Panamericana de la Salud lo incorporó a su calendario, ya que una de las premisas fue contar con la difusión del cuidado de la salud del varón.

Nuevas masculinidades. Los hombres debaten su nuevo rol ante el avance del feminismo

“El Día Internacional del Hombre puede celebrarse a nivel individual o familiar, pasando un tiempo especial con los hombres valiosos más cercanos de sus vidas.”

También proponen algunas acciones concretas como “escribir cartas, correos y enviarlas a los amigos, familiares y los hombres que han contribuido en tu vida. Es importante decirles, del modo que encuentres, cuánto los aprecias.”

Nuevas masculinidades: del supermacho al hombre sensible. Nuevas masculinidades masculinidad hombre hombres

Según International Men’s Day, los principales aspectos que los hombres actualmente deben revertir son las cifras de suicidios, “3 veces mayor que al de las mujeres”.

También apuntan a un cuidado especial de la salud ya que los hombres “mueren en promedio 4 – 5 años antes que las mujeres. Y que los hombres tienen “el doble de probabilidades que las mujeres de padecer cáncer de pulmón”.

Así que a festejar el día sin perder de vista el cuidado de la salud”

El hombre ha luchado por sus privilegios durante siglos, hasta el punto de morir en el intento. Luchan desde que tengamos nociones de la existencia humana por la caza, el territorio, las posesiones, el poder … y en su camino acaban con civilizaciones completas, con animales, plantas, con personas que se creían poseedoras de sus propias vidas.

Los hombres no solo matan más, sino que se suicidan más. Tienen una mayor necesidad de demostrar su virilidad practicando deportes de riesgo, metiéndose al ejercito o la policía, a ser bomberos o conductores de ambulancia. Practican con mayor frecuencia el heroísmo (culto a la muerte).

El índice de mujeres presas es enormemente menor que el de hombres, además de que la mayoría cumplen condena por delitos leves. Pero es digno de comentar que incluso en estos centros el sexismo no deja de ser notorio: la oferta formativa y laboral de las presas se centra en costura o limpieza, de las mujeres reclusas y el 80 % son madres con menores en prisión.

En las cárceles españolas el 28 % son extranjeras y el 25 % gitanas, lo que no se debe a que cometan más delitos, sino a la “hipercriminalización” sobre la población migrante y el pueblo gitano.

Invito a los lectores a pensar si podríamos o no, si deberíamos o no hacer algún cambio.

El 25 de noviembre de 2020, se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género, una jornada dedicada a hacer hincapié en los distintos tipos de violencia que sufren miles de mujeres de todo el mundo.

El día conmemora el asesinato de las hermanas Mirabal en 1960, conocidas como ‘las mariposas’. Patria, Minerva y María Teresa fueron tres activistas dominicanas que fundaron el grupo de extrema izquierda 14 de junio. El objetivo de las hermanas Mirabal era hacer frente al dictador Rafael Leónidas Trujillo.

El 25 de noviembre de 1960, las tres volvían a casa cuando fueron secuestradas y asesinadas por orden de Trujillo. Su asesinato desencadenó decenas de protestas que las convirtieron en todo un símbolo de la lucha de la violencia contra la mujer.

En el año 2000 la ONU declaró oficialmente el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Una conmemoración que persigue llamar la atención sobre la desigualdad, la discriminación, los feminicidios y las distintas formas de violencia machista además de reclamar políticas para prevenirla.

Intento de boicot

El pasado 30 de diciembre, en el “Foro de Lectura” de Netcultura, organicé la presentación de un libro que escribí hace dos años y que trata historias reales de mujeres víctimas de violencia a las que grabé su recorrido desde la infancia, para pudiésemos hacer un análisis comparativo y ayudarnos a cambiar costumbres a todos y todas. El título es “Si haces que me sienta menos”.

En este foro que buscamos el debate, siempre constructivo, contamos con la presencia de un abogado experto en violencia de género y detective, con mujeres que han sido víctimas o han trabajado con menores y con la participación de Ana García (Diputada de Ciudadanos, abogada enfocada a igualdad).

Quedamos en hacer un proyecto conjunto para ayudar a mujeres en su emprendimiento o en búsqueda de empleo, en el que ya estamos comenzando a trabajar.

Al día siguiente 1 de diciembre, tuvimos un encuentro en el espacio de coworking Mcgestion una Mesa de debate contra la violencia de género, ya que se ha visto que durante la pandemia ha habido un enorme aumento de violencia intrafamiliar, por las dificultades de la convivencia.

Se me sugirió hacer este encuentro para invitar a las familias, a que ante estas situaciones, alguno de los miembros salga del domicilio a un espacio de coworking, por ejemplo, pero que no se aumente la tensión interna por el aumento de teletrabajo proveniente del confinamiento.

El año pasado hice el intento de abrir mi espacio de coworking en Coslada y por normativa municipal no fue posible hacerlo en aquella localidad. La entonces concejal y responsable del Área de Desarrollo Económico y Empleo de Coslada, Teresa Zurita, me sugirió hacer este encuentro. Asistieron a la mesa también Paz Garretas (Consejo de la Mujer de Coslada) y Loreto Arenillas, Diputada de Más Madrid en la Asamblea.

La idea era hablar de Igualdad mediante la explicación del porqué del libro “Si haces que me sienta menos”, la visibilidad del aumento de violencia intrafamiliar, y aumento de mujeres en riesgo, la necesidad de poner en marcha algunas medidas tanto a nivel nacional y como no regional.

Se conectaron incluso desde Argentina y tuvimos la suerte de contar con la cámara de Paloma García, que nos grabó desde el principio. Por supuesto, grabé la reunión online, para poder tenerlo bien documentado y poder mostrarlo a quien lo solicitase sin problemas o incluso colgarlo entero en redes.

De repente, apareció en pantalla la solicitud de admisión a la reunión virtual de 11 personas. Les dimos acceso de golpe y se trataba de un intento de boicotear el encuentro.

Aparecieron personas con máscaras tipo Halloween, gritando, insultando, bailando, etc. Les dimos salida rápidamente, pero quedó grabado el ciberataque.

Sigue siendo necesario un mundo más justo, es necesario unir fuerzas de hombres, mujeres, grupos políticos diversos, de personas de cualquier estrato social o económico.

Desde Netcultura queremos que esto se pueda convertir en realidad.

Que los hombres no se sientan amenazados por las mujeres, que unos hombres tampoco amenacen a otros y que la economía la conformen todas las personas en igualdad de derechos y oportunidades y sea más posible una salida rápida de la crisis provocada en este caso por la pandemia del COVID 19.

Por esto, vamos a poner en marcha el proyecto que una las fuerzas de todos los que lo consideren necesario y se atrevan a intentar un cambio a mejor desde la unión y no desde la individualidad o la competitividad sin escrúpulos.

Gracias por implicarte.

María Álvaro

Fatiga covid o fatiga pandémica

La organización mundial de la salud (OMS) ha llamado “Fatiga covid o pandémica” a un cansancio principalmente mental que afecta a toda la población independientemente de que haya sido contagiado o no por el virus.

Si uno se siente agotado, preocupado, irritable o frustrado, cambios que cursan con alteraciones del sueño, de la concentración o del apetito podemos estar ante este nuevo fenómeno psicológico.

 En resumen, podemos ver a personas que han unido varios factores como son el nerviosismo, la falta de motivación y apatía o indefensión.

Llamamos indefensión aprendida, cuando pensamos que nuestro comportamiento no tiene consecuencias sobre la realidad o la sociedad. Es decir, que hagamos lo que hagamos no es importante para nadie, no hay repercusión directa.

Esto indica que tenemos una población que lleva 8 meses con límites a su movilidad, a su vida habitual.

Límites que han pasado de ser muy estrictos a más laxos dependiendo de dónde vivamos pero que las personas han sentido como arbitrarios en los últimos meses.

El inicio

Al principio, hubo un sentimiento de comunidad que fue diluyéndose a lo largo de los meses y de las medidas que se estaban adoptando desde las administraciones.

Esta fatiga puede acabar bloqueándonos y puede ser explicativa de muchos de los brotes que se están produciendo a nivel mundial.

En otras palabras, las personas cuando están cansadas tienden a bajar la guardia con respecto a las medidas de prevención y tienden a juntarse con otros sin respetar las medidas de seguridad, por ese deseo gregario de estar con los demás.

Esto a su vez produce más infecciones y que se endurezcan las medidas de prevención. Pero la población ahora las toma como exageraciones, ya que ha acabado minimizando la impresión del número de muertos diarios en su región, fenómeno que en psicología se conoce como “habituación”.

Recomendaciones generales

Las recomendaciones, serían: mantener un estilo de vida saludable con ejercicio físico y mental diario, a la vez que nos protegemos de las noticias permanentes relacionadas con el covid.

Aceptar los sentimientos que tengamos, es una fórmula necesaria para poder aliviarnos emocionalmente.

Por otro lado, tenemos que saber, que cada uno de nosotros lleva un negacionista dentro, y se produce porque somos nostálgicos de nuestra “antigua” normalidad. De nuevo, identificarlo restará saturación a nuestro estado anímico.

Por último, agradecer lo que se tiene, pensar la vida desde lo conseguido en nuestro recorrido vital, sin compararse y sin pensarse en términos de carencias.

No obstante, para que una norma sea cumplida, necesita de un clima social que haga legítimas dichas medidas.

Más aún cuando éstas son cambiantes en el corto plazo y en la geografía, por lo que la transparencia, publicidad y previsibilidad son condiciones mínimas para su realización.

Como conclusión, es lógico nuestro deber, de solicitar que se tome a la ciencia de la psicología social como elemento necesario e imprescindible desde las altas instancias de la toma de decisiones.

Sergio García Soriano.

http://www.psicologosergiogarcia.com