10 recomendaciones en la contratación de servicios profesionales

Cuando vamos a realizar la contratación de algún tipo de servicio profesional, es frecuente que nos encontremos ante una multitud de dudas, que pueden hacernos sentir inseguros sobre la elección de la empresa o profesional a quien vamos a delegar algunas responsabilidades de nuestra actividad.

Para ayudar a disipar esas dudas y tomar una decisión basada en argumentos objetivos y fiables, vamos a identificar 10 puntos a tener en cuenta,  para que actuemos con mayor seguridad en la contratación de servicios profesionales que van a ser relevantes para el desarrollo de nuestro negocio:

1. Determinar qué necesito contratar realmente.

Analizar con la máxima precisión y detalle la necesidad real: qué necesita el negocio, en qué va a repercutir en el desarrollo de este, en qué va a mejorar la organización, qué ventajas competitivas podemos obtener o mejorar, qué riesgos o amenazas mitigan o eliminan…

Debemos pensar y escribir con detalle cuál o cuáles son los objetivos que pretendemos con la contratación del servicio.

2. Identificar, al menos, 3 proveedores especializados en dichos servicios.

Antes de decantarse por un proveedor determinado, es importante poder realizar una comparación con al menos 3 posibles candidatos a prestar el servicio.

¿El modo de elegirlos?

Una opción sencilla es que preguntes entre tus contactos, es fácil obtener referencias interesantes, que, como mínimo, uno de los candidatos venga con referencias.

¿Y el resto?

En caso de que no se pueda obtener las referencias suficientes, una buena opción, es usar buscadores en internet, identificar posibles candidatos, revisar sus webs, publicaciones, redes sociales…

3. Solicitar una reunión a cada uno de los posibles proveedores.

El objetivo es tener una primera toma de contacto con los posibles candidatos en la prestación del servicio requerido. En dicha reunión es imprescindible:

  • Conocer con exactitud el perfil profesional de nuestros posibles proveedores.
  • Explicar con detalle el servicio que necesitamos.
  • Tomar notas de cualquier aspecto que consideremos relevante.
  • Debemos obtener toda la información posible para valorar al candidato, de modo que es importante que, si surgiera alguna duda, podamos solicitar las aclaraciones pertinentes.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es foto-2-2-1024x561.jpg

4. Analizar a los candidatos tras la primera toma de contacto.

Identificar directamente quién nos ha generado la confianza para ser nuestro proveedor de servicios.

En esta primera toma de contacto, podremos realizar un análisis subjetivo sobre nuestra percepción inicial. Sobre la/s persona/s con quien nos hemos relacionado. Es decir antes de pasar a un análisis que veremos en los siguientes puntos, comprobaremos si la toma de contacto ha puesto de manifiesto una afinidad o conexión, cierto grado de empatía, o si, por el contrario, no ha existido, convirtiéndose en un aspecto negativo a valorar.

5. Solicitar propuesta

Pediremos una propuesta a aquellos candidatos que hayan pasado el filtro del punto anterior. Es esencial que contenga:

  • Descripción clara y detallada del servicio a prestar y que éste coincida fielmente con el servicio requerido. Indicar que cualquier servicio adicional demandado por nuestra parte, estará siempre sujeto a propuesta por el mismo y aceptación posterior, evitando de este modo, pagos inesperados.
  • Precio. En este punto es conveniente que el precio sea cerrado, y se determine las fechas y medio de pago.
  • Es importante que además de una descripción ajustada del servicio a prestar, se establezca todo aquello que pueda ser relevante en el mismo, como:
    • Plazos y fechas.
    • Tiempos de respuesta.
    • Profesionales a los que se tiene acceso.
    • Acceso a la persona que es la máxima responsable de la cuenta.
    • Modo de relacionarse (reuniones, email, teléfono, whatsapp…).

6. Comparación de las propuestas.

Para poder decantarnos por la propuesta que mejor se adapte a nuestras necesidades, realizaremos una comparativa de cada una de ellas. Partiendo que cada una de ellas debe contener el servicio exacto que hemos demandado.

Además del precio, aspectos como los indicados en el punto anterior (plazos, tiempo de respuesta, equipo, responsable del equipo, plazos de respuesta, vías de comunicación…) serán determinantes en nuestra elección.

Debemos realizar un análisis comparativo, determinando cuál de las propuestas se adapta de mejor forma a lo que necesitamos.

7. Elección.

Una vez analizados y valorados tanto los aspectos subjetivos y objetivos, seleccionaremos la propuesta que finalmente nos preste el servicio requerido.

Firma un contrato con el proveedor seleccionado en el que aparezcan de forma precisa todos los aspectos que previamente se han acordado y que han hecho que nos decantemos por esa propuesta (modo de prestar el servicio, precio, duración, renovación…)

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es foto-1-3-1024x682.jpg

8. Firma de un contrato.

Firma un contrato con el proveedor seleccionado en el que aparezca de forma precisa todos los aspectos que previamente se han acordado y que han hecho que nos decantemos por esa propuesta (modo de prestar el servicio, precio, duración, renovación…)

9. Evaluación permanente del servicio.

Es recomendable que con una periodicidad no superior al año realicemos una evaluación de los servicios recibidos para determinar, que estos se están llevando a cabo de manera rigurosa según las condiciones pactadas.

10. Evaluación permanente de nuestras necesidades.

A pesar de que nuestro proveedor esté prestando el servicio en los términos acordados, es probable que las necesidades hayan ido variando a lo largo del tiempo, por lo que dicho servicio ha podido dejar de cubrir los objetivos iniciales.

Además de evaluar a nuestro proveedor de forma periódica, debemos analizar cuál son las necesidades reales de nuestra actividad en cada momento.

Debemos poder cotejar, que los servicios pactados continúan adaptándose a lo que nuestra actividad necesita realmente. De no ser así, habría que redefinirlas nuevamente para que el servicio pueda ser reorientado a atenderlas.

Manuel López

¿Es posible deducirse el coste de determinados seguros dentro de la declaración del IRPF?

La respuesta es sí.

Pues sí, puedes deducirte en tu declaración los seguros de vida y de hogar vinculados a la hipoteca.

Es posible deducir los citados seguros siempre que el beneficiario sea la entidad financiera. Hablamos, por tanto de seguros vinculados al préstamo.

La legislación permite al tomador desgravarse la prima correspondiente en su declaración dentro de las deducciones por inversión en vivienda.

Para poder gozar de esta deducción es necesario que sea una hipoteca formalizada antes del 31/12 del 2012.

Esto es debido a que en 2013 se finalizó la desgravación por adquisición vivienda habitual.

Para vuestra información, si tenéis una vivienda adquirida antes de 2013 y con hipoteca es posible deduciros, hasta una cuantía de 9.040 euros, un 15% de la cuantía de los seguros, y cuota de la hipoteca.

Veamos un ejemplo.

Si pagamos por hipoteca 8000 euros, podemos incluir seguros hasta 9.040. Siendo por tanto la deducción el equivalente a esa cuantía por el 15%. La desgravación podría suponer una rebaja en el pago del IRPF de unos 1.356 euros (que es una cuantía para nada despreciable).

Todo cuenta y suma si nos podemos ahorrar un dinero que esté en nuestro bolsillo.

Ahora que se acerca el final de año, hay que tomar nota de lo que se paga por la hipoteca y los seguros y calcular cual es el descuento aproximado en nuestra declaración.

Lo que es necesario pedir para poder acogerse a la desgravación es un certificado de la póliza o recibo de la aseguradora.

Si queréis más información sobre como ahorraros en vuestra declaración de hacienda me podéis contactar al 699 64 12 20.

JIV

Sobre creatividad y monetización

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida” Confucio (551 – 478 A.C).

Parece que no es algo nuevo lo de “vivir de tu pasión”, pero somos muchas las personas que nos vemos incapaces o que sufrimos sobremanera para “detectar” aquello en lo que realmente somos buenos, nos gusta y le podemos sacar un dinero que nos permita tener la calidad de vida que creemos merecer.

Los miedos, las indecisiones, la incertidumbre, el panorama actual, la procrastinación, el no sentirse suficientemente preparado, la búsqueda de la perfección… anclas que no permiten que zarpe la nave que transporta nuestra creatividad.

Tonny Robbins (uno de los más reconocidos coach y speaker motivacional del mundo) tiene una frase que me pone los “pelos como escarpias” cada vez que la escucho o pienso en ella: “Los problemas económicos no se resuelven con dinero, si no con ideas”. Y es que es así de sencillo. Jamás nadie encontró la solución a un problema pensando en el problema si no concentrándose en la solución.

¿Cuánto tiempo desperdiciamos buscando las escusas que hagan sentir “coherente” nuestra falta de resultados? ¿Y si en lugar de malgastar ese tiempo en justificar todo lo que no puedes hacer te concentres en lo que si puedes? ¿Cómo cambiaría esto tu vida y tus resultados, incluido el económico?

Como funciona…

El funcionamiento de nuestro cerebro, aunque complejo, es muy básico en cuanto a objetivos. Por una parte, está la supervivencia, que regula en muchos casos nuestras decisiones (mayoritariamente inconscientes) que garantizan la continuidad de nuestra existencia. Por otro lado, está la coherencia, es decir, justificar (creemos que racionalmente) nuestras decisiones y acciones que suceden básicamente debido a nuestras creencias.

Si no cambiamos esas creencias, es decir, seguimos pensando igual a pesar de los resultados que estamos obteniendo, no vamos a abrir ninguna posibilidad a que nuestro presente y futuro cambien.

El gran Albert Einstein definió la locura, como el hecho de hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes, pero nosotros pensamos que es racional, justificado hacer lo que siempre hemos creído que teníamos que hacer. 

¿Quieres resultados diferentes? (Ya veremos si buenos o malos, eso dependerá de otras cosas) empieza a pensar diferente. Ese es el primer paso. Y, desde luego, no vas a poder escuchar la melodía de la vida si no acallas primero el ruido cotidiano que te rodea.

Para llamar la atención de tu “musa”, de tu inspiración de esa creatividad, que está mucho más cerca de lo que te piensas, tienes que buscar el entorno adecuado.

Éxito = Preparación + Oportunidad, y el único factor en el que podemos influir es en la preparación (aunque si no buscas la Oportunidad va a ser difícil que llegue, recuerda el burro y la flauta).

¿Sabes cuál es el entorno adecuado para despertar tu creatividad? Seguramente está esperando en tu inconsciente, empieza relajándote y a ver que pasa. Deja de pensar en los problemas y busca mas allá.

Una vez que tengas localizada tu fuente creativa enfócala en ayudar a los demás. Sin duda una de las cosas más satisfactorias que te puede suceder como profesional es que, además de pagarte, te den las gracias.

Concéntrate en el “dar”, en cómo tu “don” puede ayudar a otros a cumplir sus expectativas. Así y solo así encontraras el camino.

Recuerda: “No es lo que sabes, es lo que haces con lo que sabes”.

Buena travesía.

Charly Relaño 

¡Refuerza tus defensas, mejora tu salud!

Nuestro organismo dispone de un sistema inmunitario muy complejo, una barrera defensiva muy potente que nos protege de enfermedades y agresiones externas.

Este sistema inmune se ve altamente reforzado, si tenemos en cuenta factores como: La alimentación, el ejercicio físico. Un buen descanso, una actitud mental saludable y positiva y un buen entorno, entre otros.

Si tomas consciencia sobre tu salud, y das la importancia que se merece a tu sistema inmune, tu calidad de vida mejorará notablemente. Y lo notarás en el día a día tanto en tu cuerpo, como en tu energía e incluso en tu estado de ánimo.

Te explico más en profundidad, como influyen todos estos factores…

Alimentación consciente y sana

Si optas por una alimentación adecuada, favorecerás el buen estado de tu microbiota intestinal y esto mejora considerablemente el sistema inmune. Además, con una buena alimentación, mejorarás la absorción de nutrientes como vitaminas, minerales, algunos ácidos grasos…que son altamente beneficiosos.

  • Opta por una alimentación donde predominen alimentos naturales frente a los procesados
  • Elige alimentos naturales probióticos que son los alimentos ricos en bacterias que constituyen la flora intestinal, tales como los fermentos lácteos (yogures, requesón, kéfir…), los encurtidos (pepinillos, cebolletas, aceitunas …) y las verduras y algas fermentadas (chucrut, alga umeboshi, etc.)
  • Elige alimentos prebióticos, que son aquellos de los que se alimentan los probióticos, repoblando así la flora bacteriana. Estos son principalmente, verduras y algunas frutas.
  • Además, las frutas y hortalizas son unos magníficos antioxidantes y anti radicales libres, que contribuyen a reforzar nuestras defensas.
  • Reduce en la mayor medida posible los azúcares simples que bloquean la absorción de nutrientes beneficiosos para el sistema inmune.
  • Elige hidratos de carbono complejos, son de absorción lenta y tienen mayor aporte de fibra por lo que mejorarán tu intestino y a la vez tu microbiota (vegetales, hortalizas, frutas, cereales integrales, etc.)
  • Las grasas saludables son claves en el sistema inmunitario, elige alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, 6 y 9 para mejorar tanto la funcionalidad, como la capacidad de respuesta de tus defensas.
  • Opta por alimentos concretos que mejoren las defensas contra posibles infecciones como el ajo, la cebolla, el yogur, los cítricos, algunos tipos de setas como el reishi y el shiitake, las crucíferas (sobre todo fermentadas), las alcachofas (depurativas y digestivas), las algas (muy ricas en minerales). Los alimentos ricos en zinc como los moluscos bivalvos (mejillones, berberechos, etc..), los frutos rojos en especial, los arándanos, antioxidantes como la remolacha, la uva, la zanahoria, etc.…
  • Puedes tomar infusiones u otras preparaciones de algunas plantas que también beneficiarán tus defensas como el té verde, la equinácea, el ginseng, el propóleo, el cardo mariano, la uña de gato, etc.

Ejercicio físico

Cuando practicas ejercicio, tu cuerpo se oxigena mucho más, esto favorece la eliminación de toxinas. Una buena desintoxicación del cuerpo va a reforzar tus defensas notablemente.

Además, va a contribuir la activación de leucocitos, lo cual aumenta la producción de anticuerpos ante cualquier organismo agresor.

Practica un ejercicio adecuado a tus necesidades y a tu capacidad física: practicar un ejercicio acorde a tu condición física reduce la producción de cortisol (hormona del estrés) lo que aumenta tu sensación de bienestar y tus defensas. Si haces sobreesfuerzos o te excedes podría provocar el efecto contrario: un aumento de esta hormona y por tanto bajada de defensas.

Un buen descanso

Un buen descanso es fundamental para regular los niveles de algunas hormonas y para regular los ciclos de nuestro organismo, lo que influye también en un refuerzo de nuestro sistema inmune.

Procura dentro de tus posibilidades, respetar las horas de sueño y relax, ¡¡y si practicas unos minutos diarios de meditación verás los increíbles beneficios!!

Actitud mental positiva

Por último, y sumamente importante: mantén una actitud mental positiva.

Situaciones de miedo, frustración, negatividad, queja, sentimientos de culpa, juicio…te colocan continuamente en una posición de estrés.

Todas estas emociones negativas disparan los niveles de cortisol y disminuyen los niveles de dopamina y serotonina, y hacen que tus defensas bajen mucho sus niveles.

Las circunstancias muchas veces son las que son. Si te permites coger las riendas de tu vida, y cambias el concepto de preocuparte por el de ocuparte, verás los cambios positivos que puedes crear.

Tu sistema inmune te lo agradecerá.

Recuerda: LO QUE CREES, CREAS

Carmen Sandía Rubio

www.carmensandia.com

DIA MUNDIAL DE LA MUJER EMPRENDEDORA

En 2014 la Organización Mundial de la Naciones Unidas promovió que el 19 de noviembre fuese el Día Internacional de las Mujeres Emprendedoras, para dar visibilidad a este tipo de mujeres en todo el Mundo, y esto está siendo un hecho demostrable.

Trece años antes el Premio Nobel de la Paz Koffi Annan, dijo:

“La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento

 para resolver los problemas sociales, económicos y políticos”.

En 2018/2019 en España por cada 10 hombres emprendedores había 9 mujeres (aún no hay datos de este terrible año 2020) En Europa ya España encabeza el ranking de emprendimiento femenino.

Quiero celebrar este día con todas estas mujeres, que están acabando con los límites históricamente impuestos, y están demostrando la valentía y constancia que se necesita para poner en marcha una aventura emprendedora.

El COVID 19 ha hecho mucha mella en el mundo empresarial. Normalmente el emprendedor tiene una gran sensación de soledad y falta de apoyos, que ha aumentado durante la pandemia.

En un sinfín de ocasiones, el emprendedor, no sabe a quién recurrir cuando se encuentra solo ante un mundo globalizado, y lleno de normas y leyes locales o internacionales que provocan una gran sensación de vértigo, que se traduce en ansiedad.

Siempre adelante

Es de alabar la capacidad de la mayoría emprendedora para adquirir resiliencia y continuar hacia delante y hacia arriba. Sin parar y con la sensación de no poder hacerlo.

Casi siempre las familias tradicionales tienen una tendencia natural a quitar a sus hijos y nietos la idea de emprender. Al contrario, les desaniman, y les alientan a buscar trabajo por cuenta ajena. Ser emprendedor es casi una especie suicida y luchadora, que surge de las necesidades más diversas.

Dependiendo de los sectores, es más acusado el riesgo. En el caso de las mujeres, en mi opinión, es casi un milagro que se haya alcanzado este porcentaje con la carga cultural que se arrastra.

Quiero desde aquí dar la enhorabuena a todas las mujeres españolas que lo han hecho posible, y en especial a este grupo de mujeres emprendedoras que forman parte del club de negocios KCN y de la asociación Netcultura.

Están, además, tejiendo redes de apoyo, independientemente del sexo del compañero y eso es una muestra de que en este círculo la igualdad se está consiguiendo de forma real y auténtica.

Quiero dar las gracias a mis compañeras del Club, pero en especial a mis emprendedoras del Grupo de Alto Rendimiento, porque cada semana me demuestran su valor en el más amplio sentido de la palabra.

Paloma García, Jessica Pedrero, Scarleth Santana, Carmen Sandia, Carmen Jurado, Maria José Hidalgo, Lourdes Ollero, Cora Morán, Teresa Cea y Marta Ruiz. Enhorabuena por ser como sois.

Al resto de socias: No os conozco a todas, pero a las que conozco os considero personas extraordinarias y luchadoras. Enhorabuena también a vosotras y gracias a los compañeros que nos apoyan para que podamos desarrollarnos siempre.

María Álvaro

Cosas que pasan…

Muchas son las cosas que están pasando en la Asociación, y muchas más las que van a pasar.

Siempre de la mano, en NetCultura y en KCN, no paramos ni un momento: nuevos talleres, grupos temáticos, entrevistas, presentaciones…ahora más y mejor que nunca…sumar y multiplicar…

No te despistes, y apúntate a lo que más te interese, hay eventos para todos los gustos, grupos para todos los intereses.

¡Por si acaso, te los vamos a recordar!

Los grupos temáticos, se multiplican

Empezamos con el GT de Construcción, el 24 de septiembre, a este se añadió el GT de Kriptocultura, el 1 de octubre, el 22, el GT de Salud y Bienestar, ya el 3 de noviembre, se incorporó el GT de RRHH; el próximo 12 de noviembre, inicia su andadura el GT de Speakers, y el último en sumarse, será el GT de Comunicación, el 17 de este mes.

Los grupos temáticos se reúnen una vez al mes, y los socios pueden traer invitados una sola vez, no obstante, si alguien quiere entrar en un grupo temático solamente (sin ser socio del club) puede hacerlo, pagando una pequeña cuota anual.

Mas cosas…

Por otro lado, Miguel Ángel Simal (actor, director teatral y locutor en Radio CreActividad) inició las entrevistas profesionales por Facebook Live, el pasado 27 de octubre. Ya sabes…síguelo todas las semanas

Las cosas no paran aquí…el 2 de noviembre, empezó también el Club de Lectura, con lleno absoluto. Este mes, dos socias estrenarán libro: Ainara López y María Álvaro, el 16 y 23 respectivamente, y por supuesto después de la presentación, se generará debate para seguir sumando.

El 10 de noviembre a la 10h. evento especial SPEED NETWORKING ONLINE UNICEM (Unión Comarcal de asociaciones del Este de Madrid) VS KCN.

Habrá muchas más cosas: colaboraciones, nuevos acuerdos, presentaciones, nuevos clubes…seguiremos informando, pero permanece atento, seguro que te interesará.

La ONU está concienciada

La mitad de la población mundial son mujeres y niñas, por lo tanto, la mitad del potencial mundial.

La igualdad de género es, no solo un derecho fundamental, sino también una necesidad para lograr la paz mundial y la sostenibilidad del planeta.

Queda demostrado que el empoderamiento femenino estimula la productividad y la creatividad, que se traduce en crecimiento económico.

El Secretario General de las Naciones Unidas, manifiesta que es el mayor desafío en materia de Derechos Humanos.

Primordial acabar con las diversas formas de violencia de género, dar acceso a educación y salud, a recursos económicos, a participar en la vida política, a la igualdad de oportunidades en acceso al empleo, a posiciones de liderazgo y a toma de decisiones.

La Declaración de los Derechos Humanos, aprobada el 10 de diciembre de 1948 dice: “Todos los seres humanos nacen libres en dignidad y derechos” y” Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración sin distinción alguna de raza, sexo, idioma, religión, nacimiento o cualquier otra condición.

Desde los movimientos feministas que aparecen en los años 70, se suceden observatorios y se crean organizaciones de distinto alcance. Es el 2 de julio de 2010, cuando se vota unánimemente la creación en las Naciones Unidas de “ONU Mujeres”. Fusión de cuatro instituciones y organismos internacionales.

Actualmente se están fijando en los objetivos ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y se centran en la igualdad y el empoderamiento femenino como objetivo y parte de la solución.

Se reconoce la necesidad de cambios a nivel jurídico y legislativo, pero si en 2014 había 143 países que lo habrían garantizado en sus Constituciones, aún había 52 que no se habían planteado esta iniciativa.

Se crean Comisiones, Iniciativas, Días internacionales para la eliminación de la violencia (25 de noviembre) o de la Mujer (8 de marzo), pero sigue quedando un largo camino por recorrer.

Además de lo que ya estaba ocurriendo desde principios de 2020, se ha observado como afecta la pandemia de COVID-19 a las mujeres a nivel internacional y resulta bastante pesimista la nueva imagen de desigualdad.

Los efectos de la pandemia

La ONU advierte que la pandemia puede acabar con los avances alcanzados de la equidad de género.

Se ha observado que las mujeres y muchos hombres, están luchando por la igualdad en todo el planeta, pero los riesgos han aumentado en este extraño periodo en el que nos encontramos inmersos, generando nuevas dudas de cómo resolver estos problemas.

Ya no solo se trata de diferencias salariales, sino que en países más castigados por la desigualdad los desequilibrios se hacen más notables:

  • El 70% del personal sanitario está formado por mujeres, por lo que se debería prestar especial atención a su salud física y reproductiva, tanto como a sus necesidades psicosociales.
  • Durante los confinamientos aumenta el riesgo de sufrir violencia doméstica.
  • Se debe tener en consideración los embarazos y partos seguros, dependientes de servicios sanitarios funcionales.
  • Es necesario asegurar los productos de higiene para evitar infecciones
  • Se han de aumentar las líneas y servicios de apoyo a víctimas de violencia. En algunos países, incluso se han aumentado los refugios para estas.
  • Los seguros sanitarios y la economía asistencial, debe cubrir a aquellas que no lo pueden pagar. Sobre todo, teniendo en cuenta que tengan personas mayores o niños bajo su cuidado o víctimas de trata.
  • Se las ha de incluir en los espacios de toma de decisiones, para tomar en cuenta su perspectiva.
  • Los responsables políticos, han de observar la carga igualitaria de las tareas domésticas, y tomar parte en su fomento.

América Central tiene una de las mayores tasas de feminicidio, especialmente México y Guatemala. Es fundamental la prevención, especialmente cuando van a permanecer en casa largos periodos.

ONU Mujeres en Argentina ayuda a las autoridades locales y nacionales para asegurar un servicio continuo a las víctimas de violencia doméstica.

Por no hablar de cada país, uno a uno con sus singularidades, son muchos los países en los que se ha detectado que la regresión multinivel afecta más a las mujeres y niñas. Se demuestra que se requieren infraestructuras capaces de detectar y vigilar las emergencias sanitarias.

Tanto el COVID-19 como las amenazas del cambio climático, la reaparición de sarampión, la politización de la información y la desinformación sanitaria, los microorganismos resistentes a los medicamentos, etc. han abierto los ojos a las organizaciones de alto nivel, que son más conscientes que nunca de que es necesario fortalecer el sistema de salud, reforzar las competencias básicas y recursos de financiación para tener el liderazgo necesario para obtener la recolección de datos eficiente y la atención de la salud mejor preparada  y resiliente, para todos y en especial para los colectivos más desfavorecidos y con mayor riesgo.

“Sin duda, debemos combatir el virus por el bien de la humanidad, centrándonos en las personas. Particularmente, en las más afectadas: mujeres, personas mayores, jóvenes, trabajadores precarios, pequeñas y medianas empresas, el sector informal y los grupos de riesgo”, ha recalcado el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, durante la pandemia.

Tontas o inteligentes

Me atrevo a opinar para poner el foco en la diferencia entre: estructuras “tontas” y estructuras “inteligentes”.

  • Una estructura tonta pierde mucha energía sin conseguir el objetivo que pretende y con frecuencia, ni siquiera los objetivos individuales de las personas integrantes. Solo se consigue mucho malestar y poca operatividad:
    • Dedican mucho tiempo a las pugnas internas, sin aumentar el poder del grupo ni de las partes.
    • Compiten en vez de colaborar.
    • Se toman acuerdos que no se cumplen y si, además, no se revisan se empiezan de cero de nuevo.
    • Duplican tareas
    • Se olvidan de zonas claves
    • No se adaptan a nuevos problemas
    • Se cargan de interdependencia innecesaria
    • Confunden estructuras oficiales con las reales.
    • Desprecian, por ignorancia, posibilidades de construcción colectiva.
  • Una estructura inteligente suma o multiplica fuerzas, siente los éxitos individuales como logros comunes. Se aprende a renunciar a una idea cuando otro es preferible, se adapta la estructura a los acontecimientos y los objetivos, se compatibiliza bienestar con trabajo, se aprovecha la diversidad del grupo para construir.

Francamente, me quedo con las estructuras inteligentes.

María Álvaro

Perdonar es ganar salud

“Hay cosas que no se pueden perdonar”. Esta frase tal vez os suene de algo, a mi parecer, está equivocada.

 Solemos pensar que lo que sucedió en el pasado no se puede cambiar y por lo tanto nos vemos obligados a vivir eternamente con ese sentimiento en nuestro interior, el rencor, pero esto no es cierto.

Tal vez no podamos cambiar el hecho en sí, pero si podemos elegir verlo de otra manera, por lo tanto, cambiar la percepción del mismo para que deje de afectarnos, que al fin y al cabo es lo que cuenta.

¿Qué es y cómo nos afecta el rencor?

 El rencor es un sentimiento hacia una persona que nos ha traicionado, nos ha humillado o nos ha rechazado o por lo menos así lo hemos percibido nosotros. Se produce cuando alimentamos rabia y odio, incluso necesidad de venganza hacia esa persona en cuestión y si ese sentimiento no se gestiona bien, se convierte en rencor.

Vivir con ese odio, con esa rabia, nos va a pasar factura tanto a nivel físico como psicológico porque cuando la energía que tenemos se gasta, o mejor dicho malgasta, en mantener vivo ese rencor, se nos va agotando también la energía para realizar nuestras tareas cotidianas, nos encontraremos débiles, flojos o incluso apáticos.

Por otra parte, algo bastante común que suele pasarles a las personas que se han sentido agraviadas, es crearse una coraza con la intención de protegerse para no sentir dolor de nuevo, lo que repercute nocivamente en sus relaciones con los demás: están a la defensiva o no quieren involucrarse en relaciones estrechas por el miedo a sufrir, privándose de disfrutar al máximo las posibilidades que nos brinda la vida.

Además, por si esto fuera poco, el rencor, alimentado por odio y rabia como comentábamos antes, nos hace segregar catecolamina una hormona que segregamos cuando estamos enfadados o padecemos estrés.

El aumento de esta hormona en el torrente sanguíneo eleva la frecuencia cardiaca, también los niveles de glucosa y puede provocar alteraciones en el sistema nervioso pudiendo derivar en trastornos neuropsiquiátricos como la psicosis o párkinson.

La pregunta es: ¿cómo podemos liberarnos del rencor? Pues de una manera muy sencilla, pero a la vez muy difícil de poner en práctica. Se consigue con el perdón, sincero y auténtico.

El perdón se logra con la comprensión, poniéndose en el lugar de la persona que nos ha ofendido, entender sus sentimientos y como vive él o ella la situación. Si lo logramos, probablemente nos daremos cuenta de que esa persona simplemente no supo hacerlo mejor, que no actuó con maldad.

Podréis decir: es que sé que esa persona lo hizo adrede, era perfectamente consciente de que me iba a hacer daño, y si, puede darse el caso que esa persona haya actuado con maldad, pero eso, veremos luego como solucionarlo.

¿En qué consiste el perdón?

El perdón, consiste en liberamos de la rabia y el odio acumulados, que tenemos hacía la persona o personas que son o parecen ser las causantes de nuestro agravio. Consiste en querer nuestro bienestar dejando que cicatricen nuestras heridas, en desapegarse del pasado que no nos deja avanzar y que nos consume nuestra alegría y energía.

Para perdonar a alguien no hace falta tenerla delante, basta con querer hacerlo, es una decisión interna que solo depende de nosotros. Esto supone hacer un esfuerzo por comprender los motivos que llevaron a esa persona a actuar como lo hizo y aunque no lleguemos a comprenderlos o sepamos que lo hizo con mala intención, igualmente podemos perdonar, por nuestra salud y bienestar, porque ya no queremos seguir arrastrando ese peso en nuestra mochila emocional y por que mientras no perdonemos siempre estaremos “atados” a esa persona.

El perdón corta ese lazo de unión y nos libera del pasado dándonos la oportunidad de seguir avanzando y evolucionar.

Si nos damos cuenta, el acto de perdonar a quien más beneficia es a nosotros mismos, y si no somos conscientes de esto, nos va a costar mucho trabajo hacerlo.

La razón de por qué nos cuesta tanto perdonar es porque consideramos que estamos dando un regalo a alguien que no se lo merece.

Solemos creer que perdonar a quien nos ha hecho algo “malo” es un acto de generosidad, y si, en realidad lo es, pero no hacía esa persona sino hacia nosotros mismos. El mayor impedimento es nuestro orgullo y nuestro ego que se alían para que sólo concedamos el perdón a quien se ha disculpado previamente mostrando su arrepentimiento y mientras no sea así no podemos perdonarla ya que no se lo merece, ¿no? Pues no sabéis el flaco favor que os estáis haciendo.

Os recuerdo que cuando perdonamos los mayores beneficiados , somos nosotros mismos. Debemos tener claro que perdonar no significa restarle importancia a lo ocurrido y olvidarlo.

Al perdonar, la persona que nos ofendió se sentirá más o menos aliviada, pero nosotros nos liberaremos de una nociva carga emocional que muchas veces nos impide avanzar en nuestras relaciones.

Sabiendo esto podemos motivarnos para perdonar por amor propio, porque queremos garantizar nuestro bienestar físico y mental y que la otra persona se apañe con lo que hizo, nosotros queremos pasar página y saborear el presente libre de emociones y sentimientos desagradables que nos roban energía vital.

Sabremos que hemos perdonado cuando podamos hablar y recordar el hecho sin que se nos remueva algo en el cuerpo.

Te propongo un ejercicio para el perdón

Previamente relájate con música o realizando varias respiraciones.

Imagina un paisaje muy agradable, sereno, de prados verdes. Tu caminas placenteramente por un sendero lleno de flores…

A lo lejos ves una figura que también pasea tranquilamente y que no acabas de reconocer…Poco a poco se va acercando…Su imagen empieza a parecerte familiar…Sigues caminando tranquilo, sereno, relajado hasta situarte frente a él o ella…Es aquella persona con la que arrastras ese rencor desde hace tiempo…

Esa persona comienza a pedirte perdón por todas las equivocaciones que cometió, por las promesas incumplidas, por su ignorancia, por su falta de afecto adecuado hacia a ti, por todo lo incorrecto que hizo, por todo lo que no supo darte, por no darse cuenta de lo que necesitabas, por todo lo que debió hacer y no hizo…

Ahora tú también le pides perdón, por lo que debiste decirle y no le dijiste, por lo que debiste hacer y no hiciste, por no haberle ayudado, por no decirle lo que necesitabas, por todo lo que creas que debas pedirle perdón.

Cuando hayáis acabado con las disculpas, ambos os fundís en un profundo abrazo…los dos os sentís ahora satisfechos por la comprensión lograda y alegres por el reencuentro…

Él o ella sonriente y agradecido se va por donde vino y tú continúas tu paseo, sereno y tranquilo.

Si a la primera este ejercicio no funciona, sigue realizándolo hasta que por fin lo logres. Es muy importante tu actitud, querer perdonar y ya sabes el motivo principal de hacerlo: tu bienestar. Ten presente que perdonar es salud.

Jessica Pedrero

Sobre miedo y respeto

Estamos acostumbrados a que el miedo (en algunos casos el MIEDO) limite nuestras vidas. Le vemos como un enemigo al que vencer, al que enfrentarse y derrotar. Esto nos genera un gran desgaste, incluso frustración, porque a pesar de realizar el mayor de nuestros esfuerzos el miedo sigue ahí, burlón, desafiante, persistente, día tras día, año tras año…

Dicen que no es valiente el que no tiene miedo, si no el que actúa a pesar del miedo. Hoy quiero hacer una reflexión contigo, dejar de ver al miedo como el enemigo a abatir, como el gigante monstruoso, como el molino quijotesco, y empezar a verlo como el aliado que nos avisa, nos previene, que nos pone en alerta.

¿Qué es el miedo?

Es una buena pregunta, puede ser muchas cosas, pero lo importante es lo que sea para ti.

El sentido que le des a la palabra miedo determinará tu percepción sobre el mismo y el tipo de pensamientos y emociones que te genera, ya que estás determinarán tu toma de decisiones y de ahí la acción y los resultados.

Me gusta definir MIEDO como: Mi Imaginación Exagerando Dudas Ordinarias, y es que, nuestra mente, nuestra capacidad infinita de imaginar, de crear, a veces (más a menudo de lo que debería) se convierte en nuestro peor enemigo ya que tendemos siempre a pensar en “todo lo malo que me puede pasar” en lugar de en “todo lo bueno que me puede pasar”.

Y tendemos a exagerar cualquier circunstancia en aras de una supuesta “preparación” que no es tal si no más bien una “parálisis por análisis” que me lleva a la falta de toma de decisiones. Y amigos, no decidir es también tomar una decisión.

Si no decides ir, estás decidiendo no ir, y así con tantas y tantas circunstancias de nuestra vida cotidiana porque, según la neurociencia, tenemos más de 70.000 pensamientos diarios, una cantidad mínima de ellos conscientes, los demás inconscientes pero todos ellos generadores de emociones incluso cuando no se vayan a cumplir, que es en el 99,9% de las ocasiones.

Como el cerebro no sabe distinguir si son pensamientos ciertos o no, actúa siempre de la misma manera desencadenado la reacción: pensamiento-emoción-decisión-acción-resultado que es por otra parte bidireccional: resultado-pensamiento-emoción-acción, estableciendo un círculo vicioso o virtuoso según si el pensamiento es limitante o potenciador.

Lamentablemente la mayoría de nuestros pensamientos, incluidos especialmente los inconscientes, son limitantes y determinan la práctica totalidad de nuestras emociones y decisiones.

Así que ese miedo es imaginario, se genera en la mente como supuesto mecanismo defensivo que te ayuda en tu SUPERVIVENCIA, y esta es la principal función de nuestro cerebro en base a su origen reptiliano.

Me gustaría que te planteases que ese miedo, no es si no una alerta, como las luces de aviso del cuadro de control de un coche. ¿Qué ocurre cuando tu coche se está quedando sin gasolina o sin aceite? que se enciende una lucecita en el salpicadero, te advierte de la situación y el tiempo/distancia que tienes para resolverlo.

¿Qué ocurre si no hago caso a la lucecita? ¿Si me hago un Homer Simpson? es decir, ignoro el mensaje e incluso como me molesta la luz pongo delante el paquete de tabaco o una pegatina con un “smiley”. No hay luz, ya no hay peligro. Pues eso, que me quedo sin gasolina y se para el motor o se estropea, quizás irremediablemente, el vehículo.

Nuestra parte racional analiza la situación y le da el grado de importancia y urgencia necesarios. A pesar de que me “preocupa” la situación, no entro en pánico inmediatamente si no que me “ocupo” de resolverla antes de que sea inevitable.

Pocos somos los que inmovilizamos el coche si se enciende la luz de reserva o de “nivel bajo de aceite” aunque muchos somos los que esperamos casi al final, casi casi al límite para solucionarlo. Un amigo mío llamaba a su coche “el apache”, le pregunte que por qué y me dijo “porque siempre está en la reserva”.

El miedo tiene que ser medible, gestionable, analizable, comprensible, racional. Porque no puedo actuar sobre lo que no puedo comprender. El miedo es una escala fobia-pánico-miedo-temor-incertidumbre… y debo ser yo mismo el que analice la realidad de la situación para etiquetarlo como corresponda. ¿Miedo irracional? ¿Miedo extremo? ¿duda? ¿no saber que va a pasar? Yo elijo, pero con esa elección estoy modificando mi pensamiento, y por tanto mi emoción que determinará mis resultados.

Puede ser que el miedo sea un compañero de baile poco deseado, pero es el único en la sala, y si le empezamos a tratar con RESPETO, y le empezamos a entender y comprender en lugar de temer y rechazar estoy seguro de que nos puede dar grandes alegrías. Recuerda que eres tú quien determina tu realidad, y tanto si crees que es cierto como si crees que no, tienes razón.

Charly Relaño

Subvenciones para la contratación de personal (Comunidad de Madrid)

Subvención proviene del latín, concretamente de la palabra subventio, -onis que significa ayuda o auxilio. La RAE la define como “Ayuda económica que de da a una persona o institución para que realice una actividad considerada de interés general”.

Actualmente podemos encontrar ayudas o subvenciones de muy diversa índole tanto por el concedente, generalmente un organismo público, que puede ir desde el propio Estado a un pequeño Ayuntamiento, pasando por todo tipo de organismos públicos relacionados con distintas actividades.

Esta diversidad podemos identificarla igualmente por el objetivo de la propia subvención, para inversión inicial, para digitalización, para estudios, para ayudar en una situación compleja como la que estamos viviendo actualmente provocada por la crisis sanitaria y económica del COVID-19….

Como consecuencia de la diversidad tanto desde el punto de vista del concedente como del motivo por el que surge, el perfil del solicitante nuevamente puede ser tremendamente variado, pasando por nuevos autónomos que comienzan una actividad, asociaciones sin ánimo de lucro, empresas que innovan, estudiantes, hasta personas en riesgo de exclusión social…

El objetivo en todos lo casos es suponer una ayuda para su destinatario, generalmente con un claro componente social y económico.

En este variado ámbito de las subvenciones, vamos a analizar un modelo muy definido y con un enfoque regional, otorgado por la Comunidad de Madrid, y directamente relacionado con el ámbito económico – empresarial, puesto que los solicitantes pueden ser autónomos y empresas. En este caso, puede identificarse tanto el componente económico como el social, ya existe una estrecha relación con la creación de empleo estable.

La mencionada línea se denomina Ayudas e Incentivos para el Empleo. Ayuda e incentiva la realización de nuevas contrataciones en el campo de los recursos humanos, así como la generación de estabilidad en la contratación fomentando el paso de contratos temporales a indefinidos. La Comunidad de Madrid establece 4 grandes líneas de actuación:

  • Contratación de jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.
  • Programa de incentivos a la contratación indefinida.
  • Mujeres víctimas de violencia de género, víctimas de terrorismo y personas en riesgo de exclusión social.
  • Personas con discapacidad.

A continuación, vamos a analizar a grandes rasgos cada una de ellas.

Contratación de jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil.

Incentiva la contratación de jóvenes de menos 30 años desempleados e inscritos en el Garantía Juvenil. Esta línea, s su vez se divide en otras cuatro:

  1. Impulso a la contratación en prácticas. Contrato de al menos 6 meses. Ayuda desde un mínimo de 4.500,00 € hasta un máximo de 5.500,00 €.
  2. Impulso al contrato de formación y aprendizaje. Contrato de al menos 6 meses. Ayuda desde un mínimo de 2.940,00 € hasta un máximo de 3.940,00 €.
  3. Contratación estable de jóvenes. Contrato indefinido con permanencia de al menos 1 año. El importe de la ayuda va de un mínimo de 5.500,00 € hasta un máximo de 6.500,00 €.
  4. Mi primer empleo joven:
    1. Contrato temporal de 6 meses como mínimo: de 6.000,00 a 6.500,00 € euros.
    2. Por conversión a indefinido: 3.000,00 €

Programa de incentivos a la contratación indefinida.

  1. Incentivos a la contratación indefinida inicial. Contratación de personas desempleadas demandantes de empleo en las oficinas de la Comunidad de Madrid.

En función de la edad de la persona contratada y de su tiempo de permanencia como demandante de empleo, la cuantía de la ayuda puede ser desde un mínimo de 4.000,00 € hasta un máximo de 8.000,00 €.

  • Incentivos para la conversión de contratos temporales y formativos en indefinidos. 3.000,00 €.
  • Incentivos a la reincorporación de trabajadores contratados indefinidamente afectados por ERTE para la suspensión de contratos. 3.000,00 €.
  • Incentivos al restablecimiento de la jornada laboral de trabajadores contratados indefinidamente afectados por expedientes de regulación temporal de empleo para la reducción de jornada. 2.000 € por cada restablecimiento de jornada a tiempo completo.
  • Incentivos por ampliación a jornada completa de contratos indefinidos a tiempo parcial. La ampliación de jornada debe suponer al menos un 20% de incremento. El importe de la ayuda va desde un mínimo de 1.000,00 € hasta un máximo de 3.000,00 €.

Mujeres víctimas de violencia de género, víctimas de terrorismo y personas en riesgo de exclusión social             

No debe haber transcurrido más de 3 meses desde que finalizara su participación en el Programa de reactivación e inserción social para personas desempleadas de larga duración con especiales dificultades de inserción en el mercado de trabajo.

Si se realiza contratación indefinida de alguno de estos perfiles, el importe a percibir será de 7.500,00 a 8.000,00 € por contrato. Si la contratación es temporal el importe a percibir dependerá de la duración del contrato:

  • De 3 a menos de 6 meses: 1.750,00 €.
    • De 6 a 12 meses: 3.500,00 €.

PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Existen las siguientes modalidades:

  1. Por cada contrato indefinido: de 5.500,00 a 6.000,00 €.
  2. Por adaptación de por adaptación de puestos de trabajo, eliminación de barreras arquitectónicas o dotación de medios de protección personal de hasta 901 euros por trabajador contratado indefinidamente o en determinados supuestos de temporalidad.
  3. Ayuda por la contratación indefinida a tiempo completo de trabajadores procedentes de enclaves laborales:
    1. De 7.814,00 a 8.000,00 € por persona contratada con discapacidad severa.
    2. De 5.500,00 a 6.000,00 € por persona contratada con discapacidad no severa.

En la mayoría de las subvenciones indicadas, si se trata de la primera contratación de personal efectuada por un trabajador autónomo, el importe de la ayuda económica se incrementa en 2.000,00 € adicionales.

Existe, por tanto, un amplio tipo de perfiles que, con su contratación, generalmente indefinida y en algunos casos concretos de forma temporal, la empresa o autónomo que realice esta contratación puede solicitar una ayuda económica, que sin duda resulta de gran interés.

En BELBURS recomendamos que cuando un autónomo o empresa se esté planteando la posibilidad de contratar siga los siguientes pasos:

  1. Definir con detalle el perfil que se necesita contratar (experiencia, formación…)
  2. Comprobar si ese perfil es subvencionable.
  3. En caso afirmativo, solicitar la ayuda.
  4. Realizar seguimiento a la solicitud.

Es muy posible que el perfil identificado por la empresa o autónomo se encuentre entre los subvencionados, por lo que nuestra recomendación es que siempre que encaje realizar la solicitud, bien de forma interna por la propia empresa o autónomo o contando con una empresa externa como BELBURS que lleve a cabo el proceso completo.

Manuel López Martínez

CEO BELBURS ECONOMISTAS

Las pymes y el culto al cortoplacismo

Desde hace muchos años, cuando comenzamos a recorrer el mundo pyme, trabajamos en desarmar la falacia del cortoplacismo y buscar la sustentabilidad del largo plazo. La época actual es una demostración sociológica y antropológica del cortoplacismo.

El COVID-19 pone de relieve el cortoplacismo más extremo. Podríamos haber dedicado unas horas a escribir sobre el virus, del cual, realmente, aun desconocemos casi en su totalidad, así como de su efecto en las pymes, lo que también desconocemos en su mayoría. No obstante, y buscando no caer en la falacia del cortoplacismo, nos dedicaremos a desarrollar el artículo previsto. Cómo generar un negocio sustentable a largo plazo, precisamente para no tener más complicaciones que un mal paso en contextos como el actual. Vamos a analizar a las pymes desde los tres plazos tradicionales. Corto, Medio y Largo.

Largo plazo

Es lo que permitirá otorgarle a la organización la oportunidad de ser sustentable y sostenible a futuro. Decimos que permitirá otorgarle la oportunidad y no que será una certeza. El largo plazo es una condición necesaria, mas no suficiente. Un estudio de Self Bank (publicado con motivo del Día de las Microempresas y de las Pequeñas y Medianas Empresas, que se celebra cada 27 de junio) indica que 6 de cada 10 pymes españolas no llegan a los cinco años posteriores a su creación. Cinco años para una organización europea, es apenas, medio plazo (se estima de 3 a 5 años). Esto se da porque la Dirección, que suele coincidir con la propiedad, dedica muchos espacios al corto y mediano plazo, resignando la visión y construcción del largo plazo, es decir, el futuro. El futuro necesita una triple dimensión en el proceso de decisiones, una variable tiempo, una variable espacio (contexto) y una variable “profundidad”. Ésta última es la que más suele fallar. La época de la velocidad nos deja poco espacio y tiempo para profundizar en los análisis estratégicos de la organización, hipotecando así el futuro de la organización. Se hace necesario que el empresariado dedique el tiempo y el espacio para establecer la visión, dónde quieren colocar a la organización entre cinco a diez años vista y las fuentes de creación de valor que utilizarán, para desarrollar al capital humano y los clientes

Medio plazo

El medio plazo, no es más que la consecución de cortos plazos. Conocida históricamente como la expresión de la táctica organizacional, en la época actual, no tiene demasiado sentido. Las organizaciones pyme se debaten entre un cortoplacismo volátil y un largo plazo incierto, dominado por la falta de visión. El medio plazo quedó como una expresión del plan anual, que técnicamente es corto plazo. Podríamos decir que lo conocido como mediano plazo, no es más que el presupuesto anual. Importante, pero ya sin su función táctica. Nos queda entonces la sustancial diferencia entre la visión estratégica de la Dirección y el cortoplacismo de la operación.

Corto plazo

El corto plazo ocupa más del 95% del tiempo empresarial PyME, según un relevamiento que realizamos en 2019 a más de 270 empresarios pymes. Al consultar sobre el largo plazo, el 5% que lo trabaja profesionalmente, tiene dudas de la validez de las variables a lo largo del tiempo y, el resto, declara que la complejidad para definir una visión los hace volver rápidamente a, al menos, sostener el día a día. No hay duda que debemos gestionar el corto plazo, fundamentalmente en la estructura PyME, con bajas capas de pirámide y casi nulos mandos medios. No obstante, abstraernos completamente del largo plazo hace que cada cambio sea una novedad que nos afecta, que pareciera imprevisible, cuando, no todos los camios que sufrimos son imprevisibles. En el caso de algunos, simplemente no ejercimos la visión de futuro y nos concentramos en mirar la cuenta corriente del día.

Como conclusión, nunca hay solución ni receta mágica en el mundo pyme. Nosotros, como consultora, creemos que la generación de un espacio y un tiempo para pensar, diseñar y crear futuro es esencial para que las pymes rompan esa barrera de los cinco años, que más del 60% no logra superar. Una junta mensual para pensar y diseñar, una hora al día para crear el futuro. Es nuestra síntesis como herramienta que ha dado resultado en nuestros clientes.

Pablo Blanco Cabirta

PMB Group

En el largo plazo, todas las pymes son Unipersonales

 Los señores R, M y D no se conocen, pero comparten dos temas en común.

El primero es que son o han sido mis clientes, con lo cual pude observar y participar en primera persona de lo que os contaré. El segundo, y nuestro tema del artículo, los tres comenzaron sus actividades con Socios y dentro de los 3 a 5 años de actividad se convirtieron en unipersonales.

 El primer caso, señor R, lo conocí en el año 2006. Una típica PyME familiar, con tres negocios diferentes, industrial, comercial minorista y gastronómico.

 La Dirección general de todos los negocios estaba en manos de R y su esposa, y cada uno de sus dos hijos llevaban operativamente uno de los locales/fábrica. Completaba la sociedad el Economista de la familia, quien había asumido el rol de Socio para capitalizar una deuda a su favor del pasado.

 En el año 2008, R había comprado la parte a cada socio/familiar (incluyendo a su esposa) y se alzó como el único dueño de toda la Empresa. Decía, literalmente, que nadie lo entendía, que se le cuestionaba todo y que prefería seguir sólo.

 M es un personaje singular. No le gusta trabajar con personas, prefiere la compañía del ordenador y ha fundado una Empresa de tecnología.

A pesar de no gustarle las personas, cuando lo conocí tenía tres socios activos y sumando otro.

Situación similar, doce años después, al señor R. Nunca validó a sus socios como tales, a la mayoría los valoraba como “buenos empleados” y, sólo uno de ellos, le merecía su respeto profesional.

Exactamente un año después, M es una Sociedad Unipersonal. Si bien había valores compartidos, es muy distinto el propósito de quién tuvo la idea primaria de aquellos que se sumaron posteriormente.

 D es el caso más reciente y desafiante de mis últimos tres años de profesión. Cuatro años después de fundar una Empresa con tres socios más, hoy se perfila para quedar como una sociedad unipersonal y otorgarle al resto de los socios puestos jerárquicos, pero como empleados. Lo he escuchado decir a sus socios, Ustedes no me sirven, no tienen idea de lo que hay que hacer para llegar a donde quiero.

 ¿Qué pasó en estos tres casos y los que existirán en el pasado, presente y futuro? Las pymes son, en el largo plazo, Unipersonales. Las variables que he evaluado en este tiempo han sido principalmente tres, MISIÓN (propósito), VALORES y RIESGO.

Misión, el propósito

Quien funda una PyME tiene una MISIÓN que suele estar asociada a su pasión, sea industrial, comercial, un servicio, nueva tecnología. Es algo que al empresariado pyme le apasiona en su vida y lo lleva a un entendimiento económico y no una propuesta de valor hacia terceros como, en general, se conciben los negocios modernos.

 El top tres de las respuestas de mis clientes han sido: •Es lo que me apasiona, me gusta hacerlo •Quiero ganar dinero, pero no es lo más importante, lo más importante es la actividad. •Es lo que mejor me sale hacer, creo que no sé hacer otra cosa mejor.  

Valores, el Estado soy yo

Los valores principales no vienen asociados al dinero per se, sino que están más asociado al reconocimiento externo e interno de la dueña o el dueño de la Empresa.

L’État, c’est moi (El estado SOY YO) Esta frase es atribuida por los historiadores a Luis XIV, el joven Rey de Francia que, se dice, en el año 1655 se dirigió de esta manera al Parlamento.

No se sabe a ciencia cierta la veracidad de la frase, lo que sí puedo asegurarles que es un VALOR para empresarias y empresarios pymes que he conocido a lo largo de mi carrera.

La figuración que la Empresa existe porque ellas/ellos existen, el sentido de no trascendencia y la unilateralidad en la toma de decisiones. Para validarlo diariamente cargan con una cantidad de operación que no permitiría continuar la existencia de la Organización sin ellas o ellos.

Es un totalitarismo de la verdad y del camino a seguir, el resto acompaña, sean socias/os, empleados, proveedores, clientes, en definitiva, cualquier que interactue con la organización. Y quienes no operan, interrumpen, desordenan, crean un caos para resurgirse como héroes de su propia Empresa.

Riesgo, quién paga las consecuencias

 Aquí quizá la medida más objetiva que he encontrado en este camino. Si bien las organizaciones suelen tener varios socios, el capital suele desprenderse de uno de ellos, que arriesga su patrimonio y su flujo de ingresos futuros, como dijimos antes, al parecer no sabrían hacer otra cosa.

El empresariado pyme no suele tener una visión inversionista de los negocios, tiende más bien a una visión operacional y de creación de productos y servicios, no de maximización de las ganancias. Es por ello por lo que, en ocasiones, se asumen riesgos cuya rentabilidad no acompaña en términos duros de finanzas corporativas.

Si la socia o el socio de este empresariado tiene el rol inversionista, se dificulta poder “pagar” la rentabilidad exigida porque el riesgo que se asume es más emocional que empresarial.

 A mi entender las pymes serán, en el largo plazo, siempre Unipersonales. El desafío que asumo como consultor no es provocar, invitar, guiar al empresariado a tener socios en la Empresa, sino a tener alianzas estratégicas en la cadena de valor y colaborar en el proceso de toma de decisiones, con voz, pero sin voto.

Como describiera en mi artículo ¿Ser PyME significa soledad en las decisiones? el desafío es lograr posicionarse como un Directivo Independiente, en el cual el empresariado pueda hacer espejo de sus pensamientos y análisis y, al escucharse, volver a repensar las decisiones.

Con esa práctica de escucharse, también se entrena en el arte de escuchar a la cadena de valor, interactuar más con proveedores y clientes, tener una mesa de confianza interna, representar al Empresa hacia afuera. Dejo, entonces, planteada la pregunta ¿Puede el empresariado PyME tener Socias y Socios? Seguramente existen cientos de casos contrapuestos a este artículo, como siempre es una invitación a reflexionar y no una sentencia de verdad. Espero con anhelo sus reflexiones.

Pablo Blanco Cabirta PMB Group