Sobre coherencia y realidad

reality-portada charly

Cuando llegan estos momentos de finalizar  las vacaciones,  si es que has podido o te has permitido tenerlas,  cuando llega el momento de volver a nuestra actividad cotidiana, el trabajo, el cole, la “realidad”,  es cuando deberíamos empezar a retomar y puede que redefinir nuestros objetivos y metas.

 No es en vano, es en septiembre  cuando la mayoría de las grandes empresas y multinacionales empieza su año y no el 1 de enero como hacemos la mayoría de los mortales con todas nuestras “promesas”, que nos duran poco más de un mes.

Hemos tenido tiempo, o no, para replantearnos  muchas cosas. ¿Dónde estoy?, ¿donde quiero ir?, ¿cuáles van a ser mis objetivos hasta final del año?, ¿es el momento de cambiar lo que estoy haciendo por lo que de verdad quiero hacer en mi vida?. Ja,ja,ja.  Permíteme que me ría.  

El verano, o las vacaciones estivales,  por lo menos para los españoles (aunque estoy seguro que para la mayoría de los latinos) no es tiempo de andar pensando en el trabajo, en las obligaciones,  en el jefe,  en el negocio, en mi desarrollo como persona/profesional, etc.  Pues deja  que me ría de nuevo,  así nos va.

Este verano particularmente,  cargado de noticias alarmantes,  espeluznantes,  preocupantes  y muchas más cosas que acaban en antes (vamos que nada va a ser como antes) no nos ha permitido ni por un momento dejar de pensar en todo lo malo que puede ocurrir, os aseguro que hay verdaderos expertos en esto.

Stop, relax and consider

Para que nuestras ideas  puedan surgir de una manera sencilla y productiva nuestra mente tiene que estar relajada, ya lo dijo Einstein: “un problema nunca puede ser resuelto en el mismo estado en el que se generó”.  

Así que en lugar de haber relajado nuestra mente estos días nos hemos dedicado a machacarnos  con pensamientos tan productivos como “vamos aprovechar que lo van a cerrar todo otra vez” o “ vamos a gastar lo mínimo posible no vaya ser que cierre la empresa y nos quedamos en la calle con una mano delante y otra atrás” ( esta última muy castiza) eso sí todo bien regado con una cervecita bien fresquita.

Pues amigos, amigas,  emprendedores todos,  es el momento de la coherencia, es el momento  de predicar con el ejemplo,  de hacer ver a las personas mediocres,  esas que medio creen,  que es posible seguir adelante,  que es posible avanzar incluso en las peores condiciones,  que nunca un problema  se ha  resuelto pensando en el problema si no pensando en la solución.  

Sí, es tiempo de crisis, no lo vamos a negar, esto sería la realidad, o supuesta realidad con la que nos bombardean cada día y que no nos permite ver más allá, pero yo, y tú si buscas un poco, verás todos los días cómo, incluso con “la que está cayendo”,  muchos emprendedores se han reinventado y están haciendo,  nunca mejor dicho,  su “Agosto” y si ellos pueden, ¿por qué no tu o yo?.

¿Crisis?

Para las culturas orientales crisis es igual a oportunidad,  y si algo tengo claro es que después de estos tiempos inciertos que nos ha tocado vivir  las cosas no van a ser igual que eran antes,  profesiones que ni siquiera existían hace  un año ahora son de las más demandadas,  productos que ni siquiera se nos hubiera pasado por la cabeza utilizar están presentes y en cantidad en nuestros hogares, oficinas, vehículos, establecimientos, etc.

Es el momento de dejar de ver el vaso medio lleno o medio vacío,  beberse lo que haya dentro y vender el vaso.  Es el momento de dejar atrás preocupaciones y dilemas y enfocarse  en seguir avanzando, con determinación, con fuerza, con solidaridad, con coherencia.

Hay una frase que me inspira estos momentos y con la que me gustaría cerrar el artículo: “el momento más oscuro de la noche de la vida ocurre sólo un instante antes del amanecer”. (Vicente Ferrer).

Charly Relaño

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>