Crisis económica Versus oportunidad

Coronavirus-newsletter-abril

Se conoce como crisis económica a periodos en los cuales una economía afronta dificultades durante un tiempo prolongado. En otras palabras, una crisis económica es la parte de un ciclo económico en el que se produce un decrecimiento considerable en la economía.

La crisis de la COVID-19 frena la economía mundial y tumba las bolsas

A nivel productivo y de consumo,se puede observar que una crisis económica afecta por igual al conjunto de los agentes económicos durante esta fase de contracción del ciclo. Suelen ser identificadas por medio de cambios en estas variables, ya que la producción de bienes y servicios de las empresas y su consumo por parte de los individuos se ven mermados por la coyuntura económica.

Las crisis económicas cuentan además con dos características destacadas: la inestabilidad que suponen en los mercados y las consecuencias que desatan en los sectores en los que aparece; destacar que las crisis económicas pueden ser aisladas o centradas en un sector o en un sistema económico nacional y también extenderse a un plano más global como se ha visto en la crisis subprime que afectó a la economía mundial desde 2008 y como está siendo esta del coronavirus.

Los principales indicadores económicos como los niveles de empleo o el PIB (producto interior bruto) indican durante una crisis una situación desfavorable o desaceleración para los actores económicos de diferentes tipos, atendiendo a los ámbitos de la economía que se vean afectados directamente. De ahí los diferentes tipos existentes de crisis que conocemos. Cuando estos síntomas se prolongan en una determinada cantidad de tiempo, se hablaría de periodos de recesión o de depresión económica (largos periodos de tiempo de decrecimiento).

“La crisis de la COVID-19 frena la economía mundial y tumba las bolsas” En este artículo de A. Sevilla del 1 de marzo vemos cómo la Crisis Sanitaria viene acompañada de caídas históricas para la bolsa. El S&P 500, que supone casi un tercio de la capitalización bursátil mundial, ha tenido esta semana su quinta mayor caída en bolsa (-11,5%) desde la 2ª Guerra Mundial. El MSCI World ha caído también un -11,12%. Esto en términos económicos supone unas pérdidas de casi 10 billones de dólares en las cuentas de los inversores, es decir, la suma del PIB de Alemania, Reino Unido, Francia y España. No está mal para una sola semana.

Esta pandemia es especialmente grave pero al principio, cuando no afectaba a nivel global, se decía  que se comportaba de modo muy similar a la gripe común que  la mayoría de los casos eran síntomas leves que no requerían hospitalización es evidente que no ha sido así; pero en cualquier caso y con una u otra información la Bolsa cae.  Entonces, ¿por qué caen las Bolsas? Las Bolsas son un indicador adelantado de la economía, que tratan de predecir el comportamiento de la actividad económica. En estos momentos nos enfrentamos a dos crisis, una de salud y otra económica. Y nadie sabe muy bien cómo se van a desarrollar las dos. Esto produce lo que menos le gusta a la bolsa: la incertidumbre.

Dicho de otra manera, las caídas se producen por miedo a lo desconocido. La crisis del coronavirus es una crisis doble. La primera, la sanitaria ha desembocado en una crisis económica. Sin duda la crisis de salud es prioritaria a la económica por el desbordamiento en el número de casos, las cifras de contagios, de fallecimientos y porque todavía no hay vacuna para ella. Si para atajarla los gobiernos han de sacrificar actividad económica lógicamente lo van a hacer. Es por ello, que la FED y el resto de bancos centrales, poco podrán hacer por frenar la crisis económica si siguen las restricciones a la actividad en todo el mundo.

Tantas restricciones están frenando la economía de Europa, que tenía ya a Francia, Alemania e Italia al borde de la recesión. Se habla ya incluso de que Estados Unidos pueda entrar en recesión o al menos tener un trimestre de crecimiento negativo como consecuencia del frenazo mundial y la paralización de la economía. La crisis económica es una crisis de reducción de oferta, es decir, se está dejando de producir por la obligación de confinamiento para los ciudadanos y la prohibición de la actividad laboral, exceptuando aquellas de primera necesidad, como medida preventiva al virus. Medidas para estimular el gasto no tienen mucho que hacer con la falta de oferta. Es más, si la oferta se reduce y el gasto se estimula, la consecuencia más directa es simplemente aumento del nivel de precios.

Esto no quiere decir que no tenga sentido aplicar estos estímulos, quizá sirva para aliviar la tensión económica pero desde luego no va a atajar la crisis económica.

A la bolsa por el contrario sí le suelen gustar las medidas de estimulo, porque significan inyecciones de liquidez en el mercado. La liquidez en bolsa empuja a los mercados al alza, como hemos visto en los últimos 10 años. Por esa razón, muchos analistas creen que la recuperación de la bolsa será en forma de V (este modelo se produce cuando hay un parón brusco de la economía pero la vuelta a la normalidad también es rápida).

En resumen nadie puede aventurar cómo serán, ni cuánto durarán las consecuencias económicas de esta crisis histórica que vivimos, lo que siempre tendremos en cuenta los expertos es que: toda crisis, recesión viene seguida de un tiempo de recuperación económica; por lo cual para el inversor a largo plazo (siendo esté en su mayoría al pequeño ahorrador) lo que se nos abre ahora es un escenario idílico para la adquisición de activos en bajo precio…. Siempre recomendaré a mis clientes, que son ahorradores a largo plazo, que aprovechan estos momentos bajos para incrementar sus unidades en cuenta y así conseguir una mayor capitalización de sus ahorros en un medio largo plazo.

Josué Rivera Cuesta

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>