Economía: ¿Qué es la inflación y por qué es tan importante?

portada

Debido a la proliferación de multitud de artículos e información, mucha de ellas falsa o por lo menos no correcta, me veo en la obligación de escribir al respecto un artículo sobre ello.

I) Nivel general de precios

El nivel general de precios es una medida que representa los precios de los bienes y servicios de un país. Hay dos formas de medirlo:

  • A través del Índice de precios al consumo (IPC).
  • A través del deflactor del PIB.

La inflación sería un proceso continuo de aumento del nivel general de precios. Luego, existe inflación cuando aumenta el nivel general de precios.

II) Índice de precios de consumo (IPC)

El índice de precios al consumo engloba únicamente los precios de los bienes y servicios de consumo final que compran las familias; y no incluye por tanto, los precios de los bienes de capital, ni los precios de los bienes intermedios.

La serie del índice de precios al consumo es una relación de números que expresa cómo varían los precisos a lo largo del tiempo.

Por su carácter de índice, el IPC tiene la propiedad de tomar el valor 100 en un periodo que se toma como base, y que sirve como punto de referencia a los demás periodos.

Si el IPC de un año:

  • Es superior a 100 significa que los precios de ese año son mayores que los del año base. Esto es, aumento de los precios con respecto al año base.
  • Es inferior a 100, significa que los precios de ese año son menores que los del año base. Es decir, disminución de los precios con respecto al año base.

En España el IPC lo elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) que confecciona una «cesta de la compra» o cesta de bienes, que se actualiza cada cierto tiempo para recoger las variaciones en los hábitos de consumo de las familias.

III) El deflactor del producto interior bruto

Es un índice de precios que se obtiene dividiendo para cada año el PIB nominal entre el PIB real.

IV) Diferencias entre deflactor e IPC

Primera diferencia:  

El IPC incluye los precios de los bienes y servicios que se consumen.

  • El Deflactor del PIB incluye los precios de los bienes y servicios que se producen en el país.

Segunda diferencia:

Los precios de los bienes de consumo importados se incluyen en el IPC porque se consumen en el país.

Los precios de los bienes de consumo importados no se incluyen en el deflactor, porque no se producen en el país.

¿Cuál es más conveniente? Pues depende:

  • El IPC es más adecuado para determinar cuanto suben los precios para los individuos o las familias, porque éstos compran básicamente bienes de consumo.
  • El Deflactor del PIB es más adecuado para estudiar si los productos de un país se están encareciendo o no con respecto a los productos extranjeros.

V) Los precios y el poder adquisitivo: magnitudes

Uno de los efectos que tienen los incrementos de los precios es que el dinero pierde valor, es decir, pierde poder de compra o poder adquisitivo. Así, según suben los precios, disminuye la cantidad de bienes que se pueden comprar.

El dinero constituye la medida de valor de las cosas pero, si su poder de compra varía a través del tiempo, las mediciones de valor que realiza la macroeconomía en distintos años no son comparables entre sí.

Hay que diferenciar entre:

  • Magnitudes nominales o en euros corrientes. Se miden directamente en dinero de cada año, y no se pueden comparar entre sí las de distintos años.
  • Magnitudes reales o en euros constantes. Se miden en dinero de un año base. Los valores de todos los años quedan expresados en euros de poder adquisitivo del mismo año base, siendo ya comparables entre sí las de los distintos años.

VI) La medición de la tasa de inflación

La tasa de inflación de un año es el incremento porcentual del nivel general de precios durante ese año.

VII) Efectos de la inflación

1.      Siempre se piensa que la inflación reduce el poder adquisitivo de las personas, pero esto no es necesariamente cierto. Es verdad que la subida de precios lleva a que por un euro se pueda comprar menos, pero también es cierto que las empresas, al vender a precios más elevados, generan rentas más elevadas (mayores beneficios, mayor posibilidad de pagar salarios elevados). Es decir, la subida de los precios también permite que puedan subir los salarios, y en general, lo que la gente ingresa, por lo que el poder adquisitivo no tiene que reducirse necesariamente a causa de la inflación.

De hecho, algunas veces los salarios y las pensiones recogen cláusulas o normas para ajustarse periódicamente a la variación de los precios. Esta corrección de carácter automático se denomina indiciación por su ajuste al índice de precios. Muchos contratos de alquiler de inmuebles están también indiciados para evitar la pérdida de poder adquisitivo de la renta que recibe el propietario.

2.      Influencia de la inflación en las operaciones de préstamo. El tipo de interés es el precio que hay que pagar por utilizar el dinero prestado en un período de tiempo. Pongamos un ejemplo:

Si David presta 2.000 € a un tipo de interés del 6% anual, al cabo de un año recibe 2.120 €. Luego pensemos que ha ganado 120 € (un 6%).

Pero en una operación de préstamo la ganancia real se calcula a través del tipo de interés real (teniendo en cuenta la ecuación de Fisher):

Tipo de interés real = Tipo nominal – Tasa de inflación.

Volviendo a nuestro ejemplo:

Si suponemos que la tasa de inflación ha sido del 3%, con esta operativa, David ha logrado que los 2.000 € iniciales aumenten su poder adquisitivo en un 3% en vez de un 6% (6 – 3%).

Por este motivo, los tipos de interés nominales tienden a adaptarse a la tasa de inflación para mantener la ganancia real de los prestamistas.

3.      La inflación causa los llamados costes de menú. Son los costes que incurren las empresas para ajustar los precios; esto es, los costes de la impresión de nuevos catálogos, de la comunicación a clientes del cambio de los precios, etc.:

  • Cuando la inflación no es muy elevada, las empresas pueden ajustar sus precios cada año.
  • Cuando la inflación es muy elevada, la revisión anual de los precios no es suficiente y éstos deberán ajustarse con mayor frecuencia, aumentando así los costes de menú.

4.      Con la inflación, el dinero pierde valor. Por tanto, en caso de inflación, las personas con riqueza monetaria perderán poder adquisitivo.

5.      Los efectos de la inflación son especialmente graves cuando tienen lugar procesos de hiperinflación, es decir, cuando la tasa de inflación llega a alcanzar o superar el 1.000%.

JIV

P.D.- Si tienes alguna duda o deseas consultarme al respecto, por favor, llámame al teléfono 699 64 12 20 (o por whatsapp) y con gusto te atenderé.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>