Sobre autoexigencia y estrés laboral

portada
Portada » Blog » Sobre autoexigencia y estrés laboral

En muchas ocasiones, y especialmente desde que teletrabajamos, los emprendedores tendemos a sobrecargarnos de actividad. Horas y horas delante del ordenador promocionando nuestro negocio, buscando clientes, preparando presupuestos, facturas, organizando agenda y, últimamente, teniendo más y más reuniones por teleconferencia.

Todo esto sin duda genera un estrés, que llevado de una manera correcta (eustrés), puede ser beneficioso y motivante pero que si nos atosiga y nos hace sufrir (distrés), puede ser muy perjudicial e incluso provocar enfermedades y/u odio hacia lo que hacemos, lo cuál es muy importante saber manejar, sobre todo si somos autoempleados, ya que no tenemos a ningún jefe al que echarle la culpa…

¿Te pones límites?

¿Respetas tu descanso? ¿Agendas momentos de ocio para ti y tu familia durante la jornada diaria? Si la respuesta es no, amigo/a, tenemos un problema.

Lamento decirte que te has convertido en un workaholic (adicto al trabajo). (Ahora es cuando entra la justificación y dice: “Pero es que mi trabajo me gusta mucho, me apasiona”. Todo en exceso es malo, incluso lo que nos gusta, así que no te cuentes historias).

¿Qué hacer para ser menos autoexigente y gestionar mejor nuestro día a día profesional y personal?

Es una gran pregunta, me alegra que me la hagas…

Desde mi punto de vista es tan importante hacer algo, como tomarse el tiempo para descansar y reflexionar sobre lo que estoy haciendo.

Los estudios demuestran que una jornada continuada de muchas horas en la que no hay descansos no es productiva. Tenemos un ciclo mental de concentración y una capacidad limitada tanto de creatividad como de productividad.

foto 2 4 1024x683 - Sobre autoexigencia y estrés laboral - networking coworking emprededores empresarios

Algunos expertos dicen que cada 45 minutos de trabajo o estudio intenso deberíamos hacer una pausa de al menos 10/15 minutos para descansar “la mente” y volver a realizar otro ciclo. Si lo piensas, es un 25% de tu jornada laboral pero distribuida en periodos de 15 minutos cada hora. En mi caso me sirve mucho realizar tareas diferentes o salir a estirar un poco las piernas.

Cuando trabajamos desde casa solemos incrementar nuestra jornada laboral hasta en un 50% más que cuando trabajamos fuera.

Estos estudios recientes muestran que las jornadas se están alargando, pero no así nuestra productividad, que aparentemente debería ser superior pero no lo es en realidad.

Te propongo el siguiente ejercicio: ponte un cronómetro o reloj en la pantalla de tu ordenador, de manera que puedas programar ciclos de 45 minutos de trabajo. Transcurridos estos tómate 10 minutos para ponerte en pie, andar un poco por la casa o, mejor aun si puedes, salir a la calle.

Aprovecha para beber agua, ir al servicio o hacer una llamada que no sea de trabajo. Vuelve después delante de tu ordenador y empieza otro ciclo de 45 minutos poniendo el contador a 0. Verás, así como tus jornadas resultan más productivas y menos estresantes.

Planificación

Es también importante marcar una agenda laboral semanal y tomar algún día de desconexión.

foto 1 3 1024x701 - Sobre autoexigencia y estrés laboral - networking coworking emprededores empresarios

Solemos trabajar todos los días y, aunque sea por pocas horas, el cerebro no desconecta su función “laboral” y sigue generando estrés, especialmente si sigo pensando en “todo lo que tengo que hacer”.

Trata de relajarte, toma algo de tiempo con tus amigos y tu familia. Haz un poco de deporte. Usa herramientas de control de actividad (verás que tu móvil tiene una) que te digan cuánto uso haces diariamente de aplicaciones y redes sociales. Te vas a sorprender.

Y trata de marcarte un día (al menos) a la semana donde tu objetivo sea reducir al mínimo ese uso. Puede ser un buen ejercicio llevar una libreta donde anotemos esos días y periodos de uso, y que podamos ver la evolución semanal, mensual, anual…

En definitiva, si quieres ser más productivo a veces es necesario parar y tomar consciencia de lo que realmente haces y de cómo lo haces.

Recuerda que, la mayoría de las veces, MENOS, es MÁS. Muchas gracias.

Charly Relaño    

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>