La soledad en la toma de decisiones

mountain-portada-pablo

Conceptos a tener en cuenta para dirigir una pyme

Desde hace diez años he dedicado mi día laboral a estudiar, acompañar y asesorar a la comunidad de empresas denominadas pyme y a sus accionistas y directorios.  Este conjunto empresarial es abarcativo desde negocios familiares de pocos miembros, hasta empresas constituidas con plantas, almacenes y cientos de empleados.

Si bien las dinámicas organizacionales pueden llegar a ser muy distintas en este amplio abanico de empresas, una situación recurrente las atraviesa a todas ellas, la soledad directiva en el proceso de toma de decisiones.

Estas organizaciones son dirigidas, en general, por una administración unipersonal o un pequeño consejo de familia, y una frase recurrente que escucho de mis clientes es “me siento muy sola/o decidiendo esto”, “no podemos saber si es una buena decisión”.

Los factores que alimentan esta problemática también son variados, podemos destacar:

  • No existió un proceso de profesionalización en los directivos, saben mucho de la industria y la técnica, pero poco de “negocios”.
  • La estructura de costos no tolera un Directorio profesional.
  • Delegar decisiones da miedo .

Con la intuición previa nos basta, sabemos de nuestra industria

Un claro ejemplo diario, sobre todo en la pyme familiares, es recibir respuestas de este tipo sobre el proceso de toma de decisión.

Lo que en la Organización suelen llamar intuición, es falta de datos objetivos, información base para la toma de decisiones. No se mide, y es bien sabido, que aquello que no se mide no se puede gestionar, y si no se puede gestionar, no se puede mejorar.

Incluso la experiencia en la industria, si bien es una condición necesaria, ya no es una condición suficiente ante el dinamismo y la velocidad de los cambios en los negocios actuales. La primera invitación para profesionalizar el Directorio es medir. Medir permitirá analizar el pasado, proyectar el futuro y realizar el posterior control de gestión. En definitiva, medir será el primer paso hacia la planificación estratégica.

Los costos no toleran un directorio profesional

Esta confusión deviene de una idea, errónea, de que un directivo es una persona que trabaja a tiempo completo en la Organización y que ejecuta un día a día específico. La Dirección debe estar compuesta por mujeres y hombres con visión estratégica, conocimiento del mundo de los negocios y, fundamentalmente, una robusta red de contactos y vínculos en el mundo de las Organizaciones.

Existen modalidades de contratación variables, sujetas a objetivos, o por horas, de una reunión mensual, para conversar los temas estratégicos y llevarse ideas para pensar y direccionar hacia la red de contactos. Los costos ocultos no medidos en las decisiones equivocadas suelen ser más onerosos que la contratación de un Directorio que genere decisiones estratégicas de alto valor para la organización.

Delegar decisiones, da miedo

Al hablar de profesionalizar el Directorio, muchos dueños de pyme, manifiestan el miedo a perder el poder de decisión, a conservar esa última palabra.

El Directorio Profesional en la pyme no está pensado como un órgano de decisión, sino más bien como un órgano consultivo. Cumple el rol de ser un espacio de reflexión sobre temas estratégicos que apoyen al proceso de toma de decisiones.

Sin duda los individuos que generaron o desarrollaron una pyme,  tienen la suficiente capacidad emprendedora para montar un negocio. No obstante, ante determinada complejidad que toma la organización, es necesario que el proceso de toma de decisiones sea estratégico, de largo plazo, orientando a la Organización hacia el futuro.

Compartir este proceso con un Directorio profesional, lejos de quitar capacidad de toma de decisiones, le otorga al empresariado pyme la oportunidad de generar un negocio sustentable a largo plazo.

Ser pyme no significa tener que decidir en soledad abrumante.  La solución está al alcance de todo presupuesto y sólo necesita de voluntad de cambio y apertura a la escucha.  La solución está en contratar una Dirección Independiente y externa. Es una figura que en inglés americano se denomina Business Mentor. Un/a Director/a independiente, consultor/a externo/a a la organización que acompañe, desde su experiencia en negocios, al proceso de toma de decisiones del Directorio. Su rol es desafiar, dar su opinión, aportar puntos de vista diferentes e incluso facilitar redes y vínculos.

La gran ventaja para la pyme, el Business Mentor no vota en el Directorio, aporta, acompaña, mas la decisión final sigue en manos del Directorio original y su costo es variable a los ciclos de la organización

Pablo Blanco Cabirta

PMB Group

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>