Qué es esto de la actividad social

Portada

Me pongo a mirar nuestro entorno y pienso en qué es esto del área social.

Tengo la sensación de que los gobiernos y los países nos muestran una cara que no es la que interesa realmente a la sociedad.

Si pensamos en la imagen que ponen en los libros de texto sobre la pirámide en la que aparecen los gobernantes, los privilegiados y los campesinos, o nos ponemos a mirar en una revista de esas que ojeas en la peluquería, o acaso una de esas revistas que hay en la sala VIP de los aeropuertos de esas que hablan sobre aquellos que tienen las fortunas más grandes, veo siempre las mismas caras.

Quienes más tienen, siguen siendo los que mueven los hilos y, por tanto, los mueven a su favor. Por consiguiente, nunca pierden.

Entran en esa especie de juego de Monopoly, que he mencionado en otros artículos, y tienen el poder de mantener a su disposición a la parte baja de la pirámide.

Nos hablan de la libertad de elegir en qué hora poner los electrodomésticos, de la libertad de elección de médico, o de centro escolar para tus hijos, o libertad de religión, de afiliación, de donde invertir o de tantas cosas.

Pero en la práctica todo el mundo es esclavo del dinero y de las leyes que impone el mismo. Hasta los más rebeldes.

Obligado Carpe Diem

Si tienes que salir a trabajar para conseguir la comida diaria, no puedes elegir ni a qué hora pones los electrodomésticos, ni cuándo estará el médico que elijas. Tan siquiera está al alcance de muchos la posibilidad de acceder al mundo digital. No tienen el tiempo ni las herramientas, ni el entorno, precisos para alcanzarlo.

Solamente pueden asumir su realidad, poner la mejor sonrisa a la vida para no desfallecer y salir cada día a cumplir con las exigencias del puesto de trabajo y del pago de facturas. Intentando no salirse del sistema, porque después no podrán volver a entrar en él.

Las normas nacionales, internacionales y culturales, de cada momento, imponen la esclavitud del ser humano casi en su globalidad. La libertad está asignada a unos cuantos. El resto acata lo que le toca. Como diría mi hija “palmadita y palante”.

Cada individuo está solo con su realidad, pero quienes tienen la suerte de acumular tienen la capacidad de cambiar las reglas del juego.

Actúan en sus grupos de conexión y de poder, como en la célebre frase de Groucho Marx: “Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros”. Y hacen lo que verdaderamente les interesa.

Lo social debería ser solidario. Las vacunas no deberían ser un negocio. Los colegios, salud, servicios básicos, no deberían ser un negocio, sino un acuerdo entre gobernantes a nivel internacional.

En vez de fijarse en quien cruza las fronteras se debería ayudar a que no tengan que cruzarlas, porque estemos bien todos donde estamos.

Futuro y decisiones

La cultura debería ir encaminada a que todos juguemos al mismo juego, con las mismas posibilidades. Lo suyo sería, que dejaran de engañarnos tanto con ilusiones ópticas sobre la felicidad, basada en el consumismo, que acaba con el deterioro del planeta, y nos orientasen.

El sistema está globalizado y crujiendo. El planeta está falleciendo. Los grupos de poder no quieren cambiar. A la parte baja de la pirámide no le apetece agruparse para tomar decisiones a nivel global. Sea por pereza, por impotencia o por falta de capacidades.

Tengo la esperanza de que la misma sociedad sea la que tenga la capacidad de adaptación para autorregularse y generar ideas que impidan que esto empeore, se vaya ordenando, y llegue a un punto de inflexión que no permita el poder de unos sobre otros. Que ayude a todos a ver las ventajas de convertirse en un sistema espontaneo como el hormiguero, tan animal y tan organizado.

Sigo apelando a lo solidario, las sinergias reales, el empuje a las competencias por encima de la competitividad. A organizarnos para, al fin, que todos ganen.

María Álvaro

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>